Mostrando 1–20 de 43 resultados

El acumulador de calor económico

Acumulador de Calor Económico

Nuestros acumuladores de calor pueden ayudarte de varias maneras. Desde usos industriales como la producción agrícola, y usado para el almacenamiento a corto plazo o como parte de una política energética industrial. También ahora se puede utilizar para reemplazar fuentes de energía para el hogar, con fuentes de energía renovables. Nuestros acumuladores han sido seleccionados por su alta eficiencia de almacenamiento, que es la relación entre el gasto de energía y el gasto.

Cuanto mayor sea la eficiencia operativa de un acumulador, mayor es la energía utilizable. La eficiencia de este dispositivo puede variar considerablemente según el modelo y características. Por ello, es esencial controlar todas las variables de consumo e instalación para lograr el máximo rendimiento para tu hogar o empresa.

Te ayudamos con la elección del mejor acumulador adaptado a tus necesidades:

Cómo Funciona un Acumulador de calor

Un acumulador de calor funciona de forma similar a un radiador eléctrico. Lo hace gracias a unas resistencias eléctricas que se calientan con el paso de la electricidad que a su vez calientan el núcleo del acumulador que es el encargado de almacenar la energía térmica que posteriormente va liberando de forma progresiva.
Y es esta la principal diferencia frente a un radiador al uso. Mientras este sólo calienta cuando lo tenemos enchufado y da igual la hora y la tarifa, un acumulador de calor se carga de energía cuando esta está más barata y después nosotros decidimos cuando libera esa carga de energía en forma de calor.
Los acumuladores tienen por objeto consumir energía eléctrica a lo largo de los períodos de tarifa reducida (tarifa de discriminación horaria TDH)

¿Qué tipos de acumuladores eléctricos hay?

A la hora de hablar de acumuladores de calor hay que referirse a distintas tipologías en relación a la forma en la que estos liberan la energía que han ido acumulando. Tenemos así unos acumuladores de calor estáticos, otros dinámicos y otros solares, menos frecuentes.

  • Estáticos: son los más baratos pero a la vez los menos eficientes. Estos liberan la energía acumulada en forma de calor de manera homogénea y continua, de modo que proporcionan una temperatura constante.

  • Dinámicos: estos son los más interesantes, ya que ofrecen una mayor eficiencia energética. Gracias a un termostato se puede regular la temperatura y la cesión de calor se produce a demanda del usuario.

  • Solares: interesantes para quienes dispongan de placas solares, favorecen el autoconsumo. Funcionan a través de paneles solares para calentar agua y acumularla.

Aunque los dinámicos son los más interesantes, se pueden combinar ambos tipos de acumuladores por temas económicos, al ser los acumuladores estáticos más baratos que los dinámicos. No obstante, si es posible, es recomendable apostar por acumuladores de calor dinámicos.

¿Qué ventajas tienen los acumuladores?

Un acumulador de calor es un sistema de calefacción y cómo tal, requieren de un proceso de instalación que puede ser más costoso de inicio si se compara con sistemas de calefacción al uso. A cambio permiten acumular la energía necesaria para mantener la temperatura durante el día en el hogar, con tres ventajas frente a una instalación tradicional:

  • No hace falta realizar obras

  • Es una solución más económica

  • El mantenimiento es más sencillo, pues sólo hay que efectuar una limpieza anual de los acumuladores y cambio de pilas

A la hora de usar acumuladores de calor habrá que planificar qué cantidad de energía vamos a precisar. Tendremos que calcular distintos factores como son el espacio a calentar en casa, nuestra tarifa eléctrica contratada, si queremos más o menos temperatura… Por eso a la hora de comprar un acumulador hay que mirar ciertos puntos.

Lo primero es determinar la potencia que vamos a necesitar. Igual que con un aire acondicionado hemos de calcular las frigorías necesarias, a la hora de comprar un acumulador de calor hemos de controlar que cuente con potencia suficiente y que se ajuste a los metros a calentar para que no se quede corto pero también para que no sobre potencia.

¿Qué es un acumulador de calor solar?

Los acumuladores de calor se utilizan para almacenar el calor producido por la energía solar. El calor recolectado por estos acumuladores se bombea a otro dispositivo para producir electricidad. El calor del primer acumulador se puede descargar cuando sea necesario. Esta disposición también permite espacio en la parte inferior del acumulador para la adición de energía solar. Este método también es muy eficiente y barato. Puede funcionar durante los períodos pico y durante las horas nocturnas, eliminando las fluctuaciones causadas por la cubierta de la nube.

Acumuladores de Calor Bajo Consumo

Un acumulador de calor con bajo consumo es un componente importante de un sistema de calefacción solar. Está conectado a una planta de energía de autoconsumo y es capaz de responder bien a los cambios en la producción de energía renovable. Siendo esencial para ofrecer calor por la noche, cuando las placas solares no están produciendo energía. Con un sistema mixto de la electricidad generada por la compañía eléctrica junto a placas solares, reducirá de manera drástica el consumo de energía de fuentes no renovable. Beneficiando no solo tu bolsillo, sino el planeta.

Acumulador de Calor Eria Componentes

Eria Componentes es un minorista internacional de Electricidad para el hogar, con los mejores productos para mejorar la calidad de vida. Con más de 3500 productos y 200 categorías, Eria Componentes ofrece una amplia gama de productos de calidad a precios asequibles. En Eria Componentes también nos esforzamos por proporcionar un alto nivel de servicio al cliente.

En los últimos años, nos hemos vuelto muy activos y conscientes en el mercado de energía renovable. Incluyendo paneles solares para autoconsumo, productos para aerotermia y productos emergentes de energías renovables. Destacan nuestras soluciones aerotérmicas que usan calor a base de aire para calentar y enfriar edificios ya sea invierno o verano. Siempre estamos actualizados con los cambios recientes en la regulación y el final del impuesto sobre el sol para ofrecerte la mejor solución.
Contacta con nosotros para más información.