Mostrando todos los resultados 10

El medidor de CO2 se ha convertido en un aparato de moda en nuestro país. La pandemia por la Covid-19 ha demostrado la importancia de realizar una constante ventilación de los edificios para mantener una adecuada calidad del aire. Esto es imprescindible, no solo para evitar el síndrome del edificio enfermo, sino también, para crear ambientes interiores que no supongan un riesgo para la salud de sus ocupantes. Varios científicos han hablado en diversas ocasiones de la importancia de comprobar la calidad del aire en espacios cerrados. Una forma de hacerlo y, saber si una sala está bien ventilada, es midiendo los niveles de CO2. Para ello, existen en el mercado  medidores de CO2.

¿Qué es un medidor CO2?

Un medidor de CO2 es un dispositivo de pequeño tamaño que mide la concentración de dióxido de carbono en el aire. Estos medidores de CO2 funcionan por infrarrojos para detectar los valores de este gas en el ambiente, basando su funcionamiento en el principio de absorción de energía de los compuestos a una determinada longitud de onda. El dióxido de carbono absorbe la radiación infrarroja de una manera característica y es el medidor entonces el encargado de emitir y recibir un haz con la longitud de onda de absorción del CO2, permitiendo conocer entonces la concentración de este gas.

El dióxido de carbono es generado por las personas al respirar. Los niveles óptimos de este gas en espacios interiores deben ser entre 500 y 700 ppm (partes por millón). Si se superan estos niveles, se debe ventilar el espacio inmediatamente para asegurar la buena calidad del aire.